Pendón patrio juega una mala pasada en la ceremonia del Grito de Independencia