Mandingo, en pie de lucha ante la pandemia