Fuego consume propiedad de Pepe Aguilar