Alejandra Guzmán y Frida Sofía llegaron a los golpes