Acusan a Lupita Jones de manejar a las reinas de belleza como en una secta