Publicado por & archivado en curiosidades, Famosos, Vidas.


Johan Friso, el segundo de los tres hijos de la reina Beatriz de Holanda, permaneció sepultado bajo la nieve, el pasado 16 de febrero mientras esquiaba en localidad austríaca de Lech. Socorristas tardaron un total de 25 minutos en rescatarlo y fueron necesarios casi 50 valiosos minutos para reanimarlo después de que fue extraído de la avalancha, tiempo que se causó un daño permanente en su cerebro.

Las tomografías indican que su cerebro sufrió un daño masivo.El príncipe de 41 años está en una clínica privada para recibir nuevo tratamiento, pero podrían pasar años antes de que despierte, si llega a ocurrir, y cualquier recuperación de un daño cerebral tan serio representa un proceso de meses o hasta años, informa AP.

Será en el hospital privado Wellington de Londres en donde será tratado el Príncipe Johan Friso de Orange, y no se le llevó a su país debido a que radicaba en esta ciudad de donde es originaria su esposa.

Ahora toda la familia real holandesa espera un milagro.

La Columnaria Blog

Un Comentario para “La tragedia del príncipe de Holanda”