gotti

Publicado por & archivado en Cine, Famosos, Vidas.


John Travolta y Kelly Preston,quienes comparten créditos en la cinta de mafiosos “Gotti”,no pudieron evitar revivir la muerte de su hijo Jett durante una fuerte escena de la cinta.

“No puedes evitar que (las escenas) te recuerdan lo que pasaste”, admitió Travolta, que encarna a John Gotti, el líder de la familia Gambino, cuna de las mafias más poderosas en la historia de los Estados Unidos.

Aunque se conjugaron sus sentimientos como padre,también sintió que tenía
la “obligación profesional” de interpretar el duelo de los Gotti y no su experiencia con la muerte de su hijo: “Tienes que cuidar mucho de no cruzar tu experiencia con la de ellos”, reportó a la agencia EFE.

En tanto su esposa reconoce que “Fue un reto”,en su papel de Victoria Gotti, también evitar recordar a su hijo mayor que falleció a los 16 años en el año 2009 por causas naturales en Bahamas. “Pero los dos quisimos honrar la vida de su hijo y también entregarnos porque así fue como ellos se sintieron”,agregó.

Gotti es adaptación del libro Shadow of My Father (Sombra de mi padre), escrito por John A. Gotti, mejor conocido como Junior, el hijo mayor de Gotti.

En el año 1980 un vecino atropelló a Frank Gotti, de 12 años, uno de los hijos del mafioso y Victoria. Así que la pareja de hollywood enfrentó el reto de mostrar el dolor que pudieron vivir los Gotti ante la tragedia,tal como ellos lo enfrentaron con la muerte de su hijo.

En “Gotti”,Travolta funge como protagonista y productor ejecutivo,corre bajo la dirección de Kevin Connelly.

A manera de prepararse para sus papeles,la pareja pasó tiempo con la viuda y los hijos del mafioso,usaron ropa y objetos de éste,incluído el anillo de bodas que la mujer no se había quitado con anterioridad.

Destacan que a pesar de lo sanguinario que Gotti pudo ser,era muy amado por la gente y era algo que apasionó a Travolta.

Sienten que cumplieron con los deseos de la familia del capo y si la cinta no lo exhonera,pareciera que lava su imagen y la de su hijo.

La Columnaria Blog