Publicado por & archivado en escándalos, Famosos.


El pequeño Matías se robó las cámaras en cuanto llegó en los brazos de su madre en el día  de su cita para su prueba de ADN;vistiendo una chamarra en color verde militar,pantaloncito de mezclilla y gorro gris,y causó ternura entre los representantes de la prensa,en medio del proceso legal  que enfrentan sus padres Marjorie de Sousa y Julián Gil.

Marjorie de Sousa llegó con su hijo Matias Gregorio Gil De Sousa al Instituto Nacional de Ciencias Forenses a realizarse la prueba de ADN impuesta por un juez para confirmar la paternidad del niño.

Al momento de ver las cámaras el bebé estaba sonriente,a ratos se ponía algo incómodo,por lo que el abogado de Marjorie le dio su celular para que se distrajera.

Fue su padre el actor Julián Gil pidió el que pidió a la justicia mexicana que se le practicara a Matías una prueba de paternidad,pero en entrevista ese mismo día negó busque quitarle su apellido.

Ajeno a la difícil situación que vivían sus padres,el pequeño Matías se ganó con su inocencia y simpatía el corazón de todos.

Será en los próximos días que se den a conocer los resultados de la prueba y la actriz venezolana dijo que espera con esto se cierre el ciclo tan incómdo para ella y su hijo.

La Columnaria Blog

->